Las chimeneas eléctricas son una magnífica opción para mantener el calor en nuestras estancias durante los meses más fríos de año. Este tipo de chimenea no necesita ningún tipo de combustible por lo que resulta uno de los medios más cómodos para aclimatar el hogar que, además, evita la emisión de humos y olores y nos permite ahorrar energía, mientras aportamos un toque distintivo a las estancias.

  • Nuevo

    CALIFORNIA PRO

    La chimenea eléctrica de pared CALOFORNIA PRO, con un elegante diseño en vertical, mantendrá una temperatura agradable en tu hogar...

  • Nuevo

    KOALA STONE PRO

    La chimenea eléctrica decorativa KOALA STONE PRO que, con mando a distancia e iluminación efecto llama mediante LEDs, te ayudará...

  • Nuevo

    MELBOURNE PRO

    Mantener una temperatura agradable en tu casa nunca fue tan fácil y, todo ello, gracias a la chimenea eléctrica MELBOURNE...

Chimeneas decorativas de pared

Las chimeneas eléctricas son dispositivos de alta capacidad decorativa, pero que al mismo tiempo sirven de calefacción de apoyo. Tienen apariencia de una verdadera chimenea, con animaciones de llamas y brasas creadas por un sistema de iluminación LED, consiguiendo la ilusión de un verdadero fuego de chimenea que sorprende por su realismo.

¿Cómo calienta una chimenea eléctrica?

En el interior de la chimenea eléctrica hay instalado una resistencia eléctrica, que oscila entre 1000w a 2000w de potencia. Esta emite calor por radiación, calentando el aire mas cercano al aparato y distribuyéndolo mediante el ventilador que lleva incorporado.

¿Cuánto consume una chimenea eléctrica?

El consumo de electricidad es variable y depende de dos factores: del consumo de la pantalla y del sistema de calentamiento. En la función de simulación de llamas, el consumo del aparato es muy bajo, en la mayoría de los casos la luz es generada por luces LED, cuyo consumo puede fluctuar entre los 4W y 11W.

Mientras que, en el modo de calefacción, al ser de 1000w a 2000W como máximo, el consumo es el mismo que puede tener un radiador eléctrico de potencia similar. Cada sistema funciona de forma independiente por lo que podrás usar la chimenea en modo decoración, consumiendo poca electricidad.

Ventajas de instalar una chimenea eléctrica

  • Calientan muy rápido: al contrario que las chimeneas tradicionales, al calentar el aire por convección, calienta el aire de alrededor rápidamente elevando la temperatura de la estancia.
  • Disponen de mando a distancia: la mayoría incluye mando a distancia con la que poder graduar la temperatura.
  • Son seguras: con este tipo de chimeneas evitamos el poder quemarnos, ya que incorporan un cristal protector.
  • Fácil instalación: enchufar y listo. No requieren de obras, pero las puedes encastrar si deseas que queden a ras de la pared.
  • Son limpias: no expulsan humos ni cenizas y, por tanto, tampoco requieren de tubos de extracción, ni ventilación adicional o deposito para las cenizas.
  • Decorativas: la gracia de una chimenea de este tipo es que imitan la llama y el fuego de una chimenea convencional. Es por ello, que a la hora de elegir una, uno de los aspectos más importantes, que tenemos que tener en cuenta, es su aspecto estético.
  • Alto nivel de eficiencia energética: si miramos como aprovechamiento de la fuente de energía, toda la electricidad que consumen la transforman en calor.
  • No necesita de ningún combustible por lo que nos ahorramos tener que comprarlo, transportarlo y almacenarlo.

Si te interesan las chimeneas eléctricas

quizá te interese también